Departamento

Un departamento que conserva los encantos de sus tradiciones y embellece la naturaleza con el arte de su gente,
es un departamento que despierta sensaciones, es un departamento que enamora.

Los maragatos y los josefinos de todo el departamento, sentimos el orgullo de pertenecer a una tierra que encierra valores muy propios, valores que sorprenden a los visitantes cuando se encuentran ante ciudades limpias, iluminadas, prolijas, con amplios espacios destinados a la recreación, dispersión y disfrute de su gente.

Esos valores hacen que nuestra sociedad realizará históricamente una especie de culto a las tradiciones y al enriquecimiento cultural de sus integrantes.